La tasación de un bien está sujeta a una estricta normativa legal que establece los criterios y la metodología para realizarla así como también, quién puede hacerla. Refleja la opinión de un técnico competente e independiente como garantía y soporte en préstamos hipotecarios, compraventas, operaciones vinculadas a efectos fiscales, herencias, separaciones de bienes en divorcios, procedimientos judiciales, etc.

Es obligatoria según queda definido en la normativa "ORDEN ECO/805/2003, de 27 de marzo, sobre normas de valoración de bienes inmuebles y de determinados derechos para ciertas finalidades financieras" como sería la garantía hipotecaria de créditos y préstamos. Valoramos y tasamos viviendas, locales comerciales, plazas de aparcamiento, oficinas, naves industriales, edificios completos, construcciones singulares, terrenos, etc.

La tasación (como se denomina técnicamente al informe de valoración) es un documento elaborado y suscrito por un profesional competente con el objetivo de establecer de forma justificada el valor de un bien, de acuerdo a unos criterios previamente establecidos y desarrollando una metodología adecuada a la finalidad propuesta (ORDEN ECO/805/2003). La valoración es la estimación que realiza un técnico competente e independiente como apoyo en préstamos hipotecarios, asesorando en compraventas, operaciones vinculadas a efectos fiscales, herencias, separaciones de bienes en divorcios, procedimientos judiciales, etc..